sábado, 29 de agosto de 2015

Solo fue un sueño de una noche de verano (pequeña historia)

Me encamino hacia el aeropuerto, tengo que llegar lo mas rapido posible, cojo un taxi y le indico a donde tiene que ir, pasan unos 15 minutos cuando el auto dejo de moverse y se aparco en el aeropuerto. Le tendí al señor 20 dolares, y salí del auto a carreras, ni siquiera  me dio tiempo para que el conductor me de el cambio, pero no me importaba en lo mas mínimo. Entro por las grandes puertas, estoy nerviosa, asustada, quiero vomitar. Corro hasta las escaleras automáticas y no dejo que estas me lleven a su ritmo, yo tomo el control y las subo, tropiezo con varias personas y lo único que sale de mis labios es un "Lo siento, con permiso". Me acerco a una chica con tez blanca y cabello ligeramente corto, con un tinte amarillo desgastado. 

-¿¡Disculpa sabe donde se encuentra el vuelo a Inglaterra!?- Pregunto desesperadamente, esta
me mira segundos después, y asiente lentamente.

-Piso de arriba- Dice sin mas, me mira incrédula y bufa, para luego darse la vuelta y marcharse 
como si no le importara que estuviera allí.

Di vuelta en mis talones y me dirigí al piso de arriba, esta vez tome el ascensor, al abrirse las puertas corrí lo mas rapido que pude a la aeromoza que estaba recibiendo tiques de parte de los pasajeros, me dirijo hasta ella, y la miro con preocupación y a la vez desesperación. -¿El vuelo a Inglaterra ya salio?- Pregunte moviendo gravemente mis dedos, ya me dolían, mire mi reloj ya era tarde.

Esta me miro con una mirada de tranquilidad esas que se perciben dado alivio a todo -No, el vuelo sale en menos de 10 minutos- Dice mirándome fijamente, para luego agregar -¿Buscas a alguien?, te ves preocupada y nerviosa- Tan mal me veía que hasta de lejos se notaba mi cara de nostálgica.

-Algo por el estilo- Dije después de unos segundos de miradas incomodas. Ella sonrió de lado y volteo a verme, que le causaba tanta gracia -Que irónico, un chico estaba tan desesperado como tu, viendo a cada rato hacia la entrada, y preguntando cuando salia el vuelo. Para darle mas tiempo- 

No procesaba nada, sus palabras me congelaron pero a la vez me inmutaron en mis talones. La chica me guiño un ojo y se fue a su "descanso" y yo me quede allí viendo a la puerta, preguntándome si se habrá ido o no. Cuantas cosas dejamos atrás, cuantas noches de insomnios tuve por su culpa, cuantas veces no fingía una estúpida sonrisa en mi rostro, para no sentir lastima por los demás. Todo es su culpa, pero a la vez siento que estoy siendo injusta conmigo misma, tal vez, la culpa fue de nosotros.

-¡Que haces aquí!- Espeto la voz de un chico detrás de mi, esa voz ronca, ese olor a perfume recién echado, ese acento. Es el. Me di vuelta en mis talones lentamente y estaba allí, estaba parado detrás de mi, mirándome con gran sorpresa, sus ojos azules seguían siendo los mismos mares que navegaba seguido. Sus labios en una fina curva. Lo mire detenidamente y el sonrió, pero no fue una sonrisa de felicidad.

-Pensé...- Dije. Me interrumpe como siempre solía hacerlo -Cancele mi vuelo- Dijo mirando al suelo, ¿Cancelo su vuelo, pero que?. 

-¿Porque demonios hiciste eso, era tu sueño ir a Inglaterra y estudiar allí, era tu deseo desde pequeño y..-Hable tan rapido que no me cuenta en procesar que el tenia sus labios puesto en los míos, perfectamente callándome. Me quede perpleja en mi lugar, mientras el solo trataba de hacer mil maravillas con mis labios. 

Se aparto un poco y me miro, con esos ojos que juro que se podían ver a través de su alma. -Tu eres mi sueño. Un sueño del cual nunca quisiera despertar.- Suspiro y me dio un corto beso -Inglaterra solo era un capricho mio, tu eres uno de mis deseos, de mis sueños, y te deje ir por idiota. Pero ahora que estas aquí- Mira al techo un segundo y vuelve su vista a la mía -Juro nunca volverte a dejar ir- 

Y en ese momento juro que nos volvimos infinitos. El era todo lo que necesito, todo lo que quiero y todo lo que tengo, lo deje ir una vez, y no volveré a dejarlo pasar esta vez. El se convirtió en mi sueño de una noche de verano.



PD: ¡Hey! bueno esta historia es una que me acabo de inventar, si esta mal escrita o no les
gusta, haganmelo saber, solo fue algo improvisado, digo, solo se me ocurrió. 





9 comentarios:

  1. Me gusta mucho Esther, tu siempre tan creativa.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuanta creatividad! Me ha encantado<3
    Un abrazo.
    María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado.
      Pense por momentos "Hay esta historia es un asco, de seguro es muy cliche"
      Jeje
      Besos
      -Esther

      Eliminar
  3. ^_^, A mí me ha parecido el sueño de una vida de verano.

    Hace tiempo escuchaba todos los días una canción de un cantante de aquí, conocido y llamado comercial, que es Melendi. La letra tiene un verso que dice "Tantos hoteles necesitados de una canción de amor". Y cuando he leído el final de esta historia, lo he visto claro. No existe un sueño más grande que la persona que quieres. Podemos hacer una pregunta. "¿Por qué esa y no otra?" Ni idea, pero es así. Londrés, París, Nueva York, Tokio, Estambul... pueden esperar. Esa persona, no. Porque cada día que estemos lejos de ella, será un día perdido en la vida. Y si encima, el destino es un capricho, y cambias un capricho por un deseo o por un sueño... El resultado no puede ser bueno. Tantos hoteles necesitados de una canción de amor y tantos corazones necesitados de una historia como esta, Esther ^_^. Felicidades.
    Un último apunte, he sentido el relato muy cinematográfico, como la escena perfecta de una película que quiere enseñar que los sueños siempre están por delante de los caprichos ^_^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... En pocas palabras lo es, pero pasa que quise hacerlo como "una noche" ya que en esa misma noche de un verano, ambos personajes se conocieron, fue casi un sueño. Ya que sus miradas se conectaron y un destello salio de ellos. Algo por estilo, es muy cliche.
      En realidad yo también lo vi algo como un relato cinematográfico.
      ¡Besos!
      -Esther

      Eliminar
  4. "Y en ese momento juré que nos volvimos infinitos"- Las Ventajas de ser Invisible (veo que en el último párrafo te inspiraste en esa frase <3)
    Estuvo muy lindo el relato!! Quiero segunda parte e.e en el que ustedes dos se van a Inglaterra *-*
    Bechooo ^3^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeej... Si le robe la frase a Charlie :)
      No hay 2 parte, solo se me ocurrió
      ¡Besos!
      -Esther

      Eliminar
  5. Por favor, lo primero de todo TE GUSTA BEA MILLER? ME ENCANTA Y LA CONOCE SUPER POCA GENTE. YOUNG BLOOD ES UNA DE MIS FAVS.
    Me encanta como escribes :D Me ha gustado el relatoo.

    Yo también tengo un blog, nos seguimos? Un besooo

    ResponderEliminar

Espero que te haya gustado esta entrada y dejes tu Comentario :3 ♥